Infecciones vaginales y embarazo, ¿cómo tratarlas?

Infecciones vaginales y embarazo, ¿cómo tratarlas? https://www.mundofertilidad.com/blog Cualquier mujer fértil es susceptible a padecer una infección vaginal, ya sea de orina o por hongos.   El mayor hándicap de una mujer embarazada con infección vaginal es la medicación que puede tomar Mundofertilidad.com

Revisión ginecológica

Cualquier mujer fértil es susceptible a padecer una infección vaginal, ya sea de orina o por hongos. La capacidad aumenta aún más si la mujer está embarazada, ya que en esas circunstancias, la flora vaginal y los vaivenes hormonales influyen mucho en la aparición de una infección.   El mayor hándicap de una mujer embarazada con infección vaginal es la medicación que puede tomar. En otras palabras, el tratamiento puede que cambie por completo de una mujer gestante a otra que no esté en estado. Sin dejar de lado el riesgo que puede suponer al feto según qué fármacos.  

¿Por qué las embarazadas tienen más riesgo de sufrir infecciones vaginales?

Como ya se comentaba anteriormente, las mujeres y adolescentes fértiles acuden de forma muy frecuente a su ginecólogo/a para tratarse por infecciones vaginales y de orina. De hecho, un 80 por ciento de mujeres de entre 16/45 años se tratan por estas dolencias.   En el caso de las mujeres embarazadas, los cambios anatómicos y funcionales del organismo que suceden durante esta etapa son un gran ingrediente para la aparición de estas dolencias. Las más frecuentes son las siguientes:   
  • El sistema urinario experimenta una serie de cambios, tanto de tamaño como funcionales, que implican un aumento del flujo sanguíneo, un cambio de posición y un incremento de la actividad. 
  • La mujer no puede vaciar con tanta facilidad su vejiga y sus uréteres debido al tamaño de su útero y al cambio de posición de la misma vejiga. Esto favorece el origen de bacterias, provocando las consecuentes infecciones. 
  • El pH de la orina varía, volviéndose más alcalino. Además, el organismo elimina más proteínas con ella, favoreciendo la aparición de bacterias. 
  Todos estos procesos hacen que la mujer embarazada desarrolle una infección de orina con mayor facilidad y requiera de un tratamiento para ello.   

¿Qué infecciones vaginales sufre una embarazada?

Las infecciones vaginales que puede sufrir una mujer embarazada no distan mucho de las de cualquier otra paciente. No obstante, sí que hay algunas dolencias que son más frecuentes entre las pacientes gestantes.    Las infecciones vaginales más frecuentes en una embarazada son las siguientes:  
  • Cistitis: infección de orina clásica. La sintomatología más frecuente es un aumento de las ganas de orinar, dolores y molestias al hacerlo, dolores en el bajo vientre e incluso un poco de fiebre en los casos más agudos. 
  • Pielonefritis: esta infección renal puede provocar complicaciones durante el embarazo, sobre todo septicemia materna. Es decir, infección generalizada en la mujer. Normalmente esta dolencia es muy aguda y va acompañada de síntomas como fiebre, náuseas, escalofríos y vómitos.
  • Bacteriuria asintomática: esta dolencia suele ser muy aguda, pues en ella, la mujer presenta 100.000 bacterias por mililitro de orina. Es frecuente que no dé síntomas, desembocando en una cistitis sintomática o una pielonefritis en el 50% de los casos. En el embarazo, esta dolencia puede provocar aborto, parto prematuro, un menor crecimiento intrauterino, anemia, eclampsia e infección del líquido amniótico. 
  • Candidiasis: presenta picor y flujo vaginal anormal, similar a un yogur.
 

¿Qué riesgos tiene una embarazada que sufre una infección vaginal?

Las infecciones de orina y vaginales durante el embarazo pueden comportar riesgos no solo a la madre, también al feto. Todo depende del grado de la dolencia y del tratamiento al que deba someterse la mujer en cada caso.    Lo más habitual es que el médico recete a la embarazada un antibiótico específico para estas dolencias. Es decir, lo mismo que haría con cualquier otra mujer, pero en el caso de la gestante, se lo recetará para menos días.   A partir de aquí, la paciente será revisada y controlada con mayor frecuencia. De esta manera, se podrán prever más dolencias o tratar las ya existentes con mayor brevedad.    El mayor problema aparecerá si la mujer contrae una infección de riñones o una bacteriuria asintomática. En estos casos, lo más frecuente es que la paciente requiera el ingreso con un control y un tratamiento de feto más exhaustivos.   

Estoy embarazada y tengo infección vaginal, ¿qué hago?

Si una mujer está embarazada y sufre una infección vaginal o urinaria, debe, en primer lugar, acudir a su ginecólogo o médico de cabecera para empezar con el tratamiento cuanto antes.   A partir de aquí e incluso como prevención, la paciente deberá seguir las siguientes pautas:  
  • Beber mucha agua durante el día (ocho vasos de agua de 250ml, por lo menos).
  • No retener la orina durante mucho tiempo e ir al baño en cuanto se tengan ganas. 
  • Evitar los productos de higiene femenina pues alteran el pH natural de la piel y de la vagina. 
  • Evitar las duchas vaginales, es decir, dirigir la alcachofa de la ducha directamente al interior de la vagina. Esto hace que la flora vaginal se desequilibre.
  • Beber zumo de arándanos o tomar cápsulas de arándano concentrado. 
   
Clicka el botón siguiente para ver y consultar gratuítamente a clínicas de Revisión ginecológica en Malaga

Ver y consultar a centros

Más artículos de Revisión ginecológica:

El virus del papiloma humano: ¿cómo afecta a la fertilidad?

El virus del papiloma humano: ¿cómo afecta a la fertilidad?

El virus del Papiloma Humano (VPH) es una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes en todo el mundo

Leer

Al ginecólogo, desde la adolescencia

Al ginecólogo, desde la adolescencia

A partir de los 10 años, las niñas experimentan cambios hormonales y físicos que evidencian el inicio de la adolescencia

Leer

¿Cuáles son los síntomas del embarazo?

¿Cuáles son los síntomas del embarazo?

Los síntomas del embarazo acaban siendo tan conocidos que se obvian o incluso se confunden con síntomas de otras dolencias relacionadas con el aparato reproductor

Leer

La endometriosis afecta a entre el 5% y el 30% de las mujeres

La endometriosis afecta a entre el 5% y el 30% de las mujeres

La endometriosis es una enfermedad compleja y muy frecuente entre las mujeres en edad fértil de la que poco se sabe

Leer

Los trastornos de tiroides pueden provocar infertilidad en las mujeres

Los trastornos de tiroides pueden provocar infertilidad en las mujeres

Según un estudio publicado en la revista The Obstetrician & Gynaecologist, los trastornos de tiroides pueden provocar problemas de infertilidad en las mujeres

Leer

Últimos artículos:

Madre soltera, todo lo que necesitas saber

Madre soltera, todo lo que necesitas saber

Gracias a los avances de la ciencia, muchas mujeres valientes afrontan la maternidad y el embarazo sin contar con una pareja

Leer

Virus del papiloma humano, ¿solucionado?

Virus del papiloma humano, ¿solucionado?

El Virus del Papiloma Humano o VPH es una de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) más comunes que existen

Leer

Las preguntas más frecuentes durante el embarazo

Las preguntas más frecuentes durante el embarazo

Cuando una mujer se queda embarazada, un sin fin de dudas le vienen a la cabeza

Leer

Tasas de éxito de los principales tratamientos de reproducción asistida

Tasas de éxito de los principales tratamientos de reproducción asistida

La reproducción asistida es el conjunto de tratamientos y técnicas médicas dirigidas a lograr un embarazo cuando hay problemas de fertilidad, ya sea en el hombre, en la mujer o en ambos

Leer

¿Qué es un blastocisto y su transferencia en FIV?

¿Qué es un blastocisto y su transferencia en FIV?

Un blastocisto es un embrión de 5 o 6 días que cuenta con un tamaño de unas 200 micras y entre 150 y 200 células

Leer

Ovarios poliquísticos: ¿cómo afecta a la fertilidad?

Ovarios poliquísticos: ¿cómo afecta a la fertilidad?

¿Sabías que aproximadamente un 10% de las mujeres en edad reproductiva sufren de ovarios poliquísticos? No se trata de una enfermedad, sino de un síndrome de origen endocrinológico relacionado con mutaciones en algunos genes que regulan la cuestión hormonal

Leer

'